martes, 12 de junio de 2018

Argentina y los mundiales de fútbol.



Cada vez que se aproxima la cita mundialista es incesante la cantidad de gente que comienza a buscar algún mensaje o vaticinio sobre la actuación de Argentina. Escépticos y no tantos. Es por eso que la intención de este articulo es buscar pistas e información acerca de como puede desempeñarse Argentina en los mundiales próximos tomando como base sencillamente la carta del día que la albiceleste da comienzo su vida mundialista, es decir la del partido contra Francia en Uruguay 1930. Los datos están disponibles en la wikipedia con hora incluida. A esa carta vamos aplicarle la Revolución Solar correspondiente a cada año en que se juega un mundial para buscar pistas e intentar en base a ello alguna arriesgada predicción en el tiempo.
Nos vamos a centrar en algunas cosas puntuales de esa carta del debut mundialista:
-El Sol que se encuentra en 22° de Cáncer porque simboliza a la Copa del Mundo ya que es análogo ese planeta en astrología al oro como metal.
-La Luna en 17° de Piscis porque dicho planeta dispone del Sol, es decir, como el Sol esta en Cáncer que es el signo de la Luna, la "recibe" en su casa, su hogar. La Luna es dueña del Sol, tiene dominio sobre él.
Observemos que la Luna le hace trígono al Sol, este aspecto de por si con la carga simbólica que ambos representan daba a las claras una "promesa astrológica" plasmada en dicha carta que iba a desencadenarse en algún momento del tiempo ubicando a Argentina en el selecto grupo de campeones mundiales. La Luna también simboliza por su naturaleza propia, los estados de ánimos.
-Júpiter en 4° de Cáncer (el signo de su exaltación), por ser el benéfico mayor de la astrología clásica y dador de honores y éxitos deportivos además de la fortuna y buena suerte. No olvidemos que en honor a Zeus (Júpiter) se desarrollaban los Juegos Olímpicos en la antigua Grecia.
-Mercurio en 23° de Cáncer, regente del Medio Cielo en Virgo, escenario natural de los éxitos. Se encuentra en conjunción al Sol. Se unen el éxito (Mercurio) y la copa (Sol).
-Saturno en 7° de Capricornio y Marte, maléficos clásicos por naturaleza. Influenciando notablemente el desempeño de Argentina en los mundiales. Saturno tiende a demorar, obstruir, privar y ponernos en  situaciones difíciles. Al estar situado en el Ascendente de esta carta y opuesto a Júpiter es muy claro su notable impronta en el recorrido de Argentina en los mundiales: cuarenta y ocho años pasaron para que juegue y gane su primera Copa después de la final del 30. Y muchos años lleva sin poder levantar su tercera después de México 86 con actuaciones decepcionantes y con todo tipo de impedimentos como vamos a ver.
Marte tiende a golpear, es virulento y análogo a situaciones imprevistas y sorpresivas. En astrología deportiva se lo señala como el planeta que representa los goles.
-Vamos a observar los aspectos e influencias de los planetas mencionados con respecto a la revolución solar específica de cada mundial y superponiendola a la carta original de 1930.
-Por último vamos a observar los orbes o distancia en grados de los aspectos. Mientras mas cerrados, mas efectivos. Y la ubicación de planetas puntuales en el grado 29.
Asi que si llegaste hasta acá y me estás leyendo, te pido paciencia y que me sigas aunque a veces no entiendas lo que explico y podemos recorrer el camino de los mundiales de Argentina.

Debut mundial Argentina y los planetas mas importantes que vamos a usar.

Todo empezó en casa


Como dijimos Argentina tardó casi cinco décadas en volver a jugar una final de mundial luego de su debut y esa fue precisamente de local en River Plate en 1978.
En la revolución solar de ese año relocalizada para Buenos Aires resalta el  síntoma de campeonato: Júpiter en conjunción al Sol. En un orbe cerrado de 4 grados. Los honores deportivos y la copa van de la mano. Con el valor agregado que Júpiter está exaltado, elevando sus cualidades. Participando además la Luna en un trígono desde Escorpio. En un marco de júbilo popular, Argentina gana su primer mundial. Se da la combinación Sol (Copa), Júpiter (gloria deportiva) y Luna (quien domina o es dueña de la Copa).
También se observa a Marte, el maléfico menor en 17° de Virgo. Haciéndole tensión (cuadratura partil o exacta) a la Luna 17° Piscis  del debut es a priori un aspecto con una connotación negativa. Enseguida me viene a la mente el fatídico partido con Italia que cambia el rumbo de Argentina en la competencia y la necesidad de ganarle a Perú por mas de cuatro goles después de empatar con Brasil

Júpiter junto al Sol con la participación de la Luna. Argentina levanta la copa en casa.

Ocho años después en la revolución relocalizada para México se ve claramente a Júpiter desde su domicilio (su hogar, su casa) en 22°  Piscis en trígono perfecto al Sol. Otra vez la misma combinación que en 1978. Pero mas notable por la perfección del orbe. Con un Maradona en nivel superlativo y consagrándose el mejor del torneo, Argentina gana su segunda copa.
Ese año Marte estaba opuesto al Sol, situación que podría considerarse negativa. Pero entiendo fueron dos factores que hicieron que ese maléfico no actuara con toda su fuerza: el orbe o distancia del aspecto era bastante amplia de 6° en comparación al del Sol-Júpiter. Y estaba separándose del Sol en su movimiento retrógrado. Marte retrogradando no termina de golpear ya que su impulso marcial se frena "yendo hacia atrás".


Extraordinaria configuración para una competición deportiva: Júpiter desde su domicilio en trígono partil al Sol. Argentina campeón. Maradona figura.


El difícil camino que parece interminable.


Luego de aquella brillante conquista azteca Argentina se ve sumida en un camino de innumerables frustraciones.
La primera se da en el mundial siguiente, Italia 90. En la revolución Solar para Roma vemos algo extraordinario otra vez como 1978 y 1986, un aspecto armónico de Sol con Júpiter. En conjunción y con un orbe exacto. Algo que haría pensar como Argentina no se llevó la copa. Pero frente a ellos, haciéndole oposición cerrada está Saturno. Que además le hace cuadratura a la Luna. Como dijimos al principio sobre Saturno: trae demoras, trabas, complicaciones y privaciones.  Así fue el camino de la selección en ese mundial: derrotada en el partido inaugural de manera vergonzosa por el entonces ignoto Camerún, clasificando por la ventana la fase de grupos, ganando sufriendo el partido a Brasil y por penales a Yugoslavia e Italia con innumerables jugadores lesionados entre ellos Maradona. Y suspendidos que no pudieron jugar la final frente a Alemania que finalmente le arrebató la Copa conseguida cuatro años antes.

Saturno inarmónico al Sol, Júpiter y Luna nos privó del título.

En Francia 1998 va a jugar un equipo lleno de figuras que se desempeñaban en Europa. Podemos ver para París un buen trigono de Júpiter hacia el Sol en 4° de orbe. Argentina hace un buen papel eliminando a Inglaterra en octavos de final.
Pero vemos a Marte en conjunción al Júpiter de la carta debut y cuadratura a la Luna muy cerrada en 1° de orbe. Enseguida pienso en esa derrota contra Holanda con la expulsión inédita por juego violento de  Ortega y gol inesperado de los holandeses sobre el final cuando todo preveía un alargue.

Marte cuadratura Luna, y un gol holandés que fue un balde de agua fría.

Otro mundial emblemático y traumático para Argentina fué Corea-Japón 2002. El equipo llegaba junto a Francia, como claro favorito luego de ganar las Eliminatorias Sudamericanas de manera categórica.
En la revolución solar relocalizada para Tokio vemos una poderosa conjunción del Sol con Júpiter marcando claramente ese favoritismo en un orbe cerrado de 4°. Estaba todo dado para ganar. Pero otra vez Saturno golpeaba. Y por partida doble. Porque desde los 22° de Géminis hacía cuadratura a la Luna de la Revolución en 26° de Virgo. Y a la Luna de la carta debut en 17° de Piscis. Ambos casos en orbes de 5° o menos.

A pesar de la conjunción Sol-Júpiter, Saturno por partida doble a la Luna (las emociones) nos dio una dura lección.

Argentina obtiene la peor participación de su historia quedando eliminado en primera ronda con notable futbolistas en su plantel.
Luego en Alemania 2006 la Revolución Solar muestra a la Luna volviendo a su posición original de la carta debut de 1930 en trígono al Sol que además está en conjunción aceptable de 5° a Mercurio que rige el Medio Cielo de aquella carta raíz. A pesar de esto al no tener el "empuje" de Júpiter para ese mundial para llevarlo mas alto, Argentina tiene una actuación aceptable. perdiendo por penales en cuartos de final contra Alemania y retirándose invicta pero sin la Copa.

Sin la influencia de maléficos pero sin Júpiter ayudando en Alemania 2006, Argentina tiene una actuación aceptable quedando eliminada en cuartos pero yéndose invicta.

Durante el primer mundial jugado en África todo un país se ilusionaba con el binomio Maradona DT-Messi jugador para lograr la tercera estrella.
Lejos estuvo eso de suceder en 2010. No se ven aspectos determinantes de Júpiter hacia el Sol o la Luna. Y si de Marte en 21° de Virgo en cuadratura a 4° de orbe de la Luna 17° Piscis del debut, suficiente para que una ráfaga de goles frente a Alemania acabara abruptamente con aquel sueño.

Marte cuadratura a la Luna del debut y los 4 goles de Alemania.

En Brasil 2014  con Lionel Messi como figura y mejor jugador del mundo una vez mas, una selección bien armada por Alejandro Sabella, vuelve a jugar una final después de 28 años.
En dicha Revolución Solar de Río volvemos a ver al Sol en conjunción a Júpiter lo cual era un síntoma a priori de un buen mundial o llegar por lo menos mas lejos que los fatídicos cuartos de final que se venían repitiendo últimamente. Esta vez en un orbe bastante amplio de 7° de distancia.

Júpiter y Luna en grado crítico, Argentina vuelve a la final y la pierde.

Sin embargo Marte golpeaba por cuadratura al Sol en un orbe de 2°. Y lo que entiendo fue mas importante y significativo es la posición por grado de Júpiter y la Luna. Ambos en 29°. El último grado de un signo del zodiaco es considerado como un "grado critico" donde las situaciones que a priori parecen muy favorables terminan por no concretarse. Ver a Júpiter dador de honor y gloria  deportiva de esa manera bien muestra lo que fue llegar a una final y terminar perdiéndola, yéndose con las manos vacías. Llegar como favorito y con el mejor del mundo y desinflarse justo en el final.

¿Y entonces que?

Vimos que Argentina siempre se consagró con aspectos armónicos (de trígono y conjunción) de Júpiter al Sol. Que por defecto influyen en la Luna del debut por encontrase ésta en trigono al Sol. Esto tiene como explicación no solo la naturaleza propia de ambos como describí al principio, la combinación gloria deportiva y la Copa. Sino que el Sol asi como recibe a la Luna en su domicilio también recibe a Júpiter en su exaltación. Porque Cáncer es el signo donde las cualidades de Júpiter se exaltan elevando su dignidad esencial y vemos su faceta mas positiva y promisoria. Incluso muestra, esta combinación, como Argentina llega siendo favorito en 2002 o a finales como en 1990 y 2014.
Y como contra partida, los aspectos tensos de ambos maléficos Saturno y Marte que impiden y golpean a las ilusiones de conquistar un mundial.
¿Entonces? Buscar en las próximas revoluciones aspectos como lo que vimos servirá para trazar una hipotética actuación argentina.
Rusia 2018 se juega con Júpiter transitando Escorpio y Argentina nunca tuvo participaciones satisfactorias con ese tránsito: eliminado por Brasil en España 82, por Rumania en USA 94 y por el local en Alemania 2006
A pocos días de su participación, levantemos la revolución solar para Moscú.  Ahí por ejemplo vemos a Júpiter en 13° de Escorpio en trígono al Sol 22° de Piscis. A mi parecer en un orbe muy amplio de 9° como para que Argentina gane el evento. Sobretodo viendo que Saturno retorna a su posición original de la carta de 1930  en 4° de Capricornio para este mundial activando su oposición a Júpiter en 4° de Cáncer. Ya vimos que esa configuración (maléfico sobre Júpiter de la carta debut) en particular le ha traído complicaciones a Argentina.
Al mismo tiempo Júpiter se encuentra haciéndole trígono a la Luna de la carta mundialista en 17° de Piscis en orbe de 4°, eso podría salvarla tal vez de no hacer una tan mala performance.
Diría entonces que Argentina no se consagra Campeón en Rusia 2018.

Júpiter muy lejos del Sol y la vuelta de Saturno a su posición original impiden el logro este año.

Ahora juguemos un poco y vayamos a Qatar 2022. Mundial que altera el calendario habitual y se jugará a final de año. Levantada para Doha tampoco vemos aspectos de Júpiter al Sol. Sí la conjunción Mercurio -Sol que se dió por única vez en Alemania 2006 esta vez mas cerrado en orbe, a 2°. ¿Será suficiente? Y también un sextil (aspecto armónico como el trígono pero mas débil) de Júpiter a la Luna. No hay una fuerte "asistencia" de Júpiter ni siquiera al Sol. Nada contundente para avalar un campeonato mundial. Encima Marte en cuadratura a la Luna en 4° viendo como han actuado ya los aspectos tensos del planeta rojo de manera negativa.

Marte tenso a la Luna, un nuevo golpe duro en Qatar?

¿Entonces donde encontramos aspectos que denoten un posible logro como el 78 y 86 en mediano o corto plazo? Echemos un vistazo al Mundial que quiere organizar Argentina, Uruguay y Paraguay en 2030.

Júpiter en trígono al Sol y trígono partil a la Luna del debut. ¿Será éste el tercer mundial?

Si bien Júpiter está estacionario se posiciona justo en el Medio Cielo en 17° de Escorpio en trígono al Sol a 5° de orbe. Y en trígono exacto a la Luna de la carta debut mundialista 17° de Piscis. Se daría otra vez la combinación Copa, gloria deportiva y el júbilo popular que bien representa la Luna ademas de ser la dueña de la copa para Argentina.
Luna en la revolución solar a pesar de estar exiliada y opuesta al Sol, éste la recibe en su signo.
Solo como contra partida vemos a Marte en conjunción cerrada a Júpiter Cáncer, símil a Francia 98. Nada será gratis seguramente.
Una revolución Solar muy parecida a la de 1978. Es muy posible que en este mundial Argentina llegue como favorito y vuelva a ser protagonista teniendo una firme oportunidad de jugar una final por su tercer titulo mundialista.
Si nos vamos más adelante en el tiempo y suponemos que nada altera el calendario mundialista y todo sigue igual, una configuración muy interesante se da en 2042. Si, yo sé que si lees esto vas a resoplar por todo lo que falta.
Observemos que Júpiter desde Escorpio le hace un trígono exacto al Sol como en México 1986. Pero como no todo es color de rosas para Argentina también vemos a Marte cuadratura Luna en la revolución de ese año que he levantado para el lugar de origen del debut. Aunque estimo que debería primar el fuerte aspecto del gran benéfico al Sol

Júpiter trígono exacto al Sol como México 86.


Todavia no sabemos si el calendario mundialista se alterará en algún momento o no. Nadie imaginó que un mundial iba a jugarse a fin de año como ocurrirá en Qatar. Por eso tomemos estas predicciones a futuro como un juego. Es puramente trabajo de investigación yendo al pasado para buscar indicios hacia el futuro en los próximos mundiales bajo las  mismas analogías desarrolladas e intentar ver si Argentina puede volver a levantar una copa del mundo.
O si  tal vez ya  los buenos tiempos para la albiceleste pasaron y debamos conformarnos con los laureles obtenidos. Es lo que siempre me pregunto cada vez que nos vamos de un mundial con las manos vacías.




*Mi agradecimiento a Lucciano, uno de mis mentores en la astrología clásica deportiva.